Preguntas frecuentes

La Red de centros de apoyo familiar de Cataluña (ALPIC) establece una normativa y unos parámetros generales para el funcionamiento de los centros miembros pero éstos conservan su autonomía con respecto a la organización interna, los servicios que ofrecen, las actividades que desarrollan y las tarifas que aplican.

Si el niño/a no ha asistido nunca a un determinado centro, antes de que se pueda quedar hace falta firmar la autorización de estancia y aportar toda la documentación necesaria. Además, es posible que el centro esté al máximo de su capacidad y, en este caso, no lo podrían admitir.
Por esta razón, en caso de que os surja un imprevisto y necesitéis los servicios de un centro que no habéis utilizado con anterioridad es aconsejable contactar por teléfono para confirmar que hay plazas disponibles y qué documentación hay que aportar. En caso de que el centro estuviera lleno, los responsables os dirigirán a los centros más próximos que os puedan atender.

La Red de centros de apoyo familiar de Cataluña (ALPIC) requiere que los responsables de los centros tengan una titulación mínima de Director de Lleure Infantil i Juvenil o de Técnico Superior en el ámbito socioeducativo. Para los trabajadores de los centros se requieren titulaciones mínimas de Monitor de Lleure, Auxiliar de Educación Infantil o Técnico de Grado Medio en el ámbito socioeducativo.
En el momento actual, en la mayoría de los centros de la Red, tanto los responsables como los trabajadores de los centros tienen titulaciones superiores a las requeridas siendo habituales los Licenciados en Pedagogía, Psicología, Educación Social o Trabajo Social y los Diplomados en Educación Infantil.

Las actividades de los centros son muy variadas y se organizan de manera que puedan disfrutar de ellas todos los niños presentes, tanto los que asisten de manera esporádica como los que lo hacen con cierta regularidad.
Las actividades más frecuentes son juegos de psicomotricidad, juego simbólico, juegos de música y danzas, talleres de expresión plástica y manualidades, talleres de cocina y alimentación, juegos de mesa, juegos de ordenador y otros soportes multimedia, y actividades relacionadas con la época del año, las fiestas populares y las tradiciones .

En el momento actual no existe en Cataluña una normativa específica para los centros que ofrecen servicios de guarda infantil y por eso su funcionamiento se rige por las normativas generales vigentes en materia de edificación, seguridad, higiene, sanidad, habitabilidad, accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas. Estos centros no están sometidos ni a la ley de guarderías ni a la de ludotecas y su autorización y regulación depende de los ayuntamientos.
La demanda de una normativa específica que garantice la calidad de los servicios del sector se remonta varios años atrás y procede del Síndic de Greuges (Defensor del Pueblo), del Parlament de Catalunya, de la sociedad catalana y de los propios centros. La Red de centros de apoyo familiar de Cataluña (ALPIC) ha elaborado recientemente y presentado al Govern una propuesta de regulación que ya se está aplicando como normativa interna en todos los centros miembros.

En general los centros de apoyo familiar atienden niños de entre 4 meses y 12 años pero hay ciertas variaciones entre centros, dependiendo de sus dimensiones e instalaciones. En determinados centros la edad mínima es de 1 año y en otros la edad máxima es de 6, 8 o 10 años.

La documentación requerida puede variar entre los centros pero lo más habitual es que se pida DNI de padre y madre, tarjeta sanitaria del niño/a y cartilla de vacunación. En todos los centros es imprescindible que los padres rellenen un formulario con los datos personales y sanitarios del niño/a y que firmen una autorización de estancia en el centro.

Los centros de apoyo familiar disponen de diferentes tarifas con el fin de adaptarse al máximo a las necesidades de conciliación de las familias. Todos los centros ofrecen la posibilidad de contratar horas esporádicas y adquirir abonos de diferente número de horas (10, 20, 50 ...). Además, en la mayoría de los casos hay también tarifas mensuales para estancias regulares de diferentes duraciones.
Los precios de las diferentes modalidades así como de los servicios complementarios (comedor, acompañamiento escolar, etc.) varían dependiendo de los centros.
En algunos centros las tarifas mensuales incluyen todos los gastos pero en otros los usuarios que asisten periódicamente al centro tienen que abonar separadamente el material o hacer un pago anual para cubrir el seguro del niño/a.

El horario y el calendario de apertura de los centros de apoyo familiar se establece teniendo en cuenta que el objetivo principal de éstos es facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar. Por esta razón los centros tienen un horario amplio, de jornada completa, y están abiertos del lunes al viernes todos los días laborables con un mínimo de once meses al año.
Así pues, los centros de apoyo soporte familiar están abiertos todo el año incluyendo los periodos de vacaciones escolares de Navidad, Febrero-Marzo, Semana Santa, Julio y Septiembre y sólo cierran los días festivos y, en algunos casos, el mes de agosto.
El horario concreto de cada centro se adapta a las necesidades de las familias del municipio donde se encuentra.

La ratio que establece ALPIC en su normativa es de 1 adulto por cada 10 niños, con un adulto adicional en los grupos de niños y niñas de 0 a 1 año.

No existe un censo oficial de centros que ofrecen servicios de guarda infantil en Cataluña pero se estima que superan los doscientos.
De este total ALPIC agrupa unos cincuenta centros de apoyo familiar, cuya calidad queda garantizada por una exigente normativa interna.

Sí. Los centros de apoyo familiar son la respuesta ideal para las familias que necesitan servicios de guarda infantil de manera esporádica. Todos los centros miembros de ALPIC ofrecen esta posibilidad por medio de abonos de un número de horas determinado que se van consumiendo a conveniencia de la familia.

Sí. Una de las características de los centros de apoyo familiar es la flexibilidad horaria. Dentro del horario de apertura del centro las familias pueden escoger el horario que se adapte mejor a sus necesidades, sin más limitación que el aforo máximo del centro.

Sí, siempre que en el nuevo horario el centro no se encuentre al máximo de su capacidad.

La denominación centre de suport familiar (centro de apoyo familiar) ha sido recientemente propuesta por ALPIC para nombrar a los centros que prestan servicios de guarda infantil y de momento sólo se aplica a los centros asociados. Sin embargo, existen centros públicos que ofrecen servicios similares bajo otras denominaciones, como el programa Minuts Menuts de la Conselleria d'Acció Social y Ciutadanía o iniciativas municipales como el Casal de Mares y Pares de Badalona.

Los centros que ofrecen servicios de guarda infantil existen por todo el territorio español pero sus denominaciones y tipologías son muy variadas.
Cataluña está siendo pionera en la organización y regulación del sector y por esta razón resulta un referente para el resto de las comunidades. Desde su creación, ALPIC ha recibido numerosas consultas en este sentido tanto de particulares y responsables de centros como de ayuntamientos de diferentes puntos de la Comunitat Valenciana, Aragón, Andalucía, Murcia, Galicia y Madrid.

Los centres de suport familiar (centros de apoyo a la familia) no son centros educativos, su funcionamiento no se rige por cursos escolares y por lo tanto no hay periodos de preinscripción ni matrículas.
En el caso de algunos centros que habitualmente se encuentran próximos a su aforo máximo es posible reservar plaza con antelación.

No, no son ilegales ni hay ninguna normativa vigente que las obligue a cerrar.
Antes de julio de 2009 no existía en Cataluña una normativa específica para las ludotecas pero eso no quiere decir que fueran ilegales. Las ludotecas privadas son establecimientos legales con una licencia de actividades otorgada por los respectivos ayuntamientos y que, por lo tanto, cumplen todas las normativas municipales y generales vigentes en materia de edificación, seguridad, higiene, sanidad, habitabilidad, accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas.
Con el Decreto 94/2009 el Govern ha restringido la definición de ludoteca dejando a los centros que realizan servicios de guarda infantil fuera de su ámbito. Este decreto no prohíbe la existencia de estos centros ni cuestiona su legalidad, únicamente establece que a partir de enero de 2011 no pueden actuar bajo la denominación de ludoteca.

En los centres de suport familiar (centros de apoyo a la familia) la separación por edades no es tan estricta como en las guarderías de manera que niños y niñas de diferentes edades comparten espacios y actividades, cosa que resulta muy enriquecedora para los niños.
Ahora bien, los niños y niñas no están muy juntos de manera continua sino que se realizan diferentes agrupamientos dependiendo de la actividad a realizar y del número de niños y niñas presentes en el centro.

La actividad principal de los niños en los centres de suport familiar (centros de apoyo a la familia) es el juego pero éste no es en absoluto incompatible con el aprendizaje. Todo lo contrario, el juego es la herramienta principal de los niños para adquirir conocimientos, habilidades, actitudes y valores.
Todos los centros de apoyo a la familia miembros de la Xarxa disponen de un proyecto educativo basado en el juego a partir del cual se programan y desarrollan las actividades diarias. El tiempo en el centro se distribuye entre momentos de juego y otros de juego libre y espontáneo, por medio del cual los niños y niñas expresan sus intereses y realizan interacciones sociales.
Mientras un niño se disfraza o juega con la cocinita está desarrollando su imaginación y desarrollando su personalidad. Los juegos de construcción, los rompecabezas y los laberintos desarrollan las aptitudes matemáticas, la lógica y la psicomotricidad fina. Los juegos de mesa mejoran la memoria y la coordinación y facilitan la aceptación de las normas, y los juegos de psicomotricidad los hacen desarrollar aptitudes físicas como la fuerza y la resistencia y les ayudan a ser conscientes de sus limitaciones.

Sí. Los centres de suport familiar (centros de apoyo a la familia) tienen el objetivo de atender las necesidades de las familias en el momento en el que éstas surgen y por lo tanto, cuentan con los recursos necesarios para atender a los niños en cualquier momento del día y satisfacer sus necesidades de alimentación, higiene, descanso, etc.
Los centros miembros de la Xarxa disponen de servicios de comedor autorizados y de espacios destinados a la alimentación y al descanso de los niños.

Sí, los centros de apoyo familiar ofrecen sus servicios a lo largo de todo el año y los niños y niñas pueden incorporarse en cualquier momento siempre que el centro se encuentre por debajo de su aforo máximo.

La diferencia principal entre las tarifas de un centro de apoyo a la familia y las de una guardería es la flexibilidad. En el centro de apoyo a la familia existe la posibilidad de contratar un horario poco convencional o variable, adquirir abonos de un número determinado de horas o incluso horas esporádicas. Esta característica hace que para muchas familias resulten más económicos, ya que sólo se paga por el servicio que se utiliza.

La organitzación de los espacios depende de cada centro, del número de niños y niñas, de sus edades y de las actividades pero generalmente no se hace una separación estricta en clases por año de nacimiento sinó que los espacios se distribuyen de acuerdo a los juegos y actividades que se desarrollan en ellos: área de psicomotricidad, área de juego simbólico, área de talleres y manualidades, área de juegos de mesa...
La normativa de la Red exige que los centros dispongan de una superficie mínima de 50 m2, de un espacio de uso exclusivo para los menores de 3 años con atencion especial para los bebés de 0 a 1 año, y de espacios apropiados para la alimentación, la higiene y el descanso.

Realizar una adaptación progresiva al centro no es imprescindible pero sí aconsejable. En caso de producirse un imprevisto grave la familia puede dejar a su niño o niña en el centro sin realizar una adaptación previa pero siempre que sea posible y por el bien de los niños, conviene que éstos se acostumbren al nuevo entorno mediante estancias cortas que se iran aumentando progresivamente y con la presencia inicial de personas conocidas como padres o hermanos.

Centre de suport familiar (centro de apoyo familiar) es la nueva denominación que han adoptado las ludotecas privadas de Cataluña asociadas a ALPIC después de la publicación del Decreto 94/2009 por el cual se regulan las ludotecas que prohíbe utilizar este nombre en los centros que atienden niños y niñas menores de 4 años sin la presencia de sus padres.

Dissenyat per möla! i desenvolupat per Edgar Saumell